Antonio Moar

Lo sentimos mucho.

Estás utilizando un navegador obsoleto. Para ver esta página web necesitas
un navegador más moderno, como Internet Explorer 11, Google Chrome o Mozilla Firefox.

Puedes obtenerlos aquí. De nada.

Moar

Testimonio – Marc Grana Amigot

marc-grana
Marc Graña Amigot
Financiera Maderera: Desarrollador de mercado Laminate Flooring Finfloor para Cataluña

Me sorprendió mucho Antonio. Me lo habían vendido como un excelente coach uno de esos muchos que ahora están de moda. La primera vez que lo vi, justo antes de comenzar una formación, verdaderamente me pareció uno más. Alguien que nos iba a vender la famosa moto de ” tu puedes … trabaja con alegría. .. tu eres maravilloso y tu grupo aun mejor…” , eso si, con un porte y elegancia estupenda y una seguridad personal arrolladora.
Nos dijo que él prefería considerarse un trans-formador.

Pero para mi suerte, al poco tiempo, me di cuenta qué Antonio no era uno de más o de tantos y para nada previsible captando mi total atención.
Más bien Antonio para mí es un “chispas”, eso sí, un chispas fuera de serie de los de toda la vida que conoce bien su profesión. Un electricista que en 2 días puede cambiar el concepto de la vida personal y laboral.
Sin darme cuenta de una forma vertiginosa empezó a llenar una habitación oscura de kilómetros y kilómetros de cables todos entrelazados y conectados a puntos de luz que empezaban a iluminar elementos importantes en esa habitación que nunca les había prestado atención y que son únicos. Cambio su porte y traje entallado por un mono de trabajo y continuó iluminando los espacios para no tropezar con el mobiliario que carecía de importancia.
Antonio quedó al desnudo como un excelente profesional y un “currante” que confirma sus más de dos décadas de experiencia.
Antes de terminar la formación también dio luz a los peldaños de una escalera, que hasta hace tres días, era para mí inexistente y que llevaba a un nivel superior, a un espacio ilimitado y que yo decidía si quería explorarlo. Finalmente me entregó un mando a distancia para controlar todo el sistema de iluminación y me dio a entender que solo dependía de mi el mantener la luz encendida.
Está claro, Moar es un “chispas” un chispas de los buenos.
Gracias Antonio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *